Lo barato sale caro

por Sylvain Duford septiembre 14, 2022

Lo barato sale caro

Un conocido refrán dice: "Lo barato sale caro". Hay más verdad en este dicho de lo que la mayoría de la gente cree. No se trata sólo de que las cosas baratas no suelen durar mucho, sino también del rendimiento del producto o de la calidad del servicio y del disfrute que se obtiene al utilizarlo. En otras palabras, el valor que proporciona por su dinero.

Así que en nuestro caso, hablando de maquinillas de afeitar y brochas de afeitar en particular, algunas personas dicen: bueno, puedo comprar cinco maquinillas de afeitar chinas baratas o diez brochas baratas por una de las tuyas, así que ¿por qué debería importarme si no dura tanto?

El problema es que esas máquinas baratas de 15.000 pesos son horribles. El control de calidad es casi inexistente, lo que significa que hay mucha variación de una máquina a otra. Algunas de esas máquinas tienen una geometría incorrecta, en la que la cuchilla no se sujeta correctamente, se sujeta en un ángulo incorrecto o no se alinea adecuadamente. La separación de la cuchilla varía, a veces de un lado a otro de la maquinilla.

El resultado es una maquinilla de afeitar que le dará una mala experiencia. Tanto es así que la gente suele renunciar al afeitado clásico porque ha tenido una mala experiencia con una de estas máquinas. Esas máquinas baratas son tan ligeras que no están bien equilibradas y no se sienten bien en la mano. Pueden ser muy agresivas o tener un nivel de agresividad diferente de un lado a otro. A veces el ángulo es desigual, lo que puede provocar cortes y mellas. Si la cuchilla no se sujeta bien, castañetea, lo que provoca una sensación desagradable y puede causar irritación y cortes adicionales. Hablando de irritación, estas máquinas baratas a menudo pueden causar mucha. Esas máquinas están hechas de metal barato con una fina capa protectora de cromo de baja calidad, lo que significa que pueden empezar a oxidarse rápidamente, y la oxidación puede ser una fuente de infección.

Lo mismo ocurre con los cepillos. Aunque puedas encontrar una brocha barata por menos de 10.000 pesos, no tendrá el pelo adecuado para el afeitado, ya sea demasiado duro o demasiado blando, demasiado pequeño o no lo suficientemente denso para mantener la espuma. Perderá constantemente pelos que acabarán en la espuma y en la cara. El mango se agrieta y decolora rápidamente y no se siente bien en la mano.

Y si hablamos de consumibles, el aspecto del rendimiento también es fundamental. Puedes encontrar algunos aftershaves decentes en los supermercados si sabes qué buscar. Pero cuando se trata de cremas y espumas de afeitar, la mayoría de las que se encuentran en los supermercados son horribles. Contienen productos químicos diseñados para hacer mucha espuma, pero esos productos químicos pueden resecar e irritar la piel y son malos para el medio ambiente. La espuma que crean es ligera y no da a tu piel mucha protección o lubricación. Mientras que un jabón de afeitar de calidad requiere que trabajes un poco con una brocha para crear la espuma, te dan mucha más lubricación y protección, hidratarán y nutrirán tu piel, y huelen muy bien para un ritual de afeitado agradable y relajante. Y al final, estos jabones de afeitar sólo cuestan unos pocos pesos por afeitado, ya que un tarro te durará varios meses.

Por todas esas razones, aquí en Espuma y Brocha, sólo vendemos productos de calidad que no sólo durarán mucho tiempo sino que también te darán una gran experiencia. La satisfacción del cliente es nuestra prioridad número uno, por lo que seleccionamos cuidadosamente los productos en los que creemos y que podemos recomendar y apoyar. Si no usaríamos el producto nosotros mismos, no lo venderíamos. Si el control de calidad no es bueno, no lo venderemos. Si el rendimiento no es adecuado, no lo venderemos. Pero también buscamos una buena relación calidad-precio. Hay maquinillas de afeitar en el mercado que cuestan cientos de dólares. Aunque pueden ser fantásticas o ser adecuadas como objetos de colección, no tienen una buena relación calidad-precio, por lo que no las venderemos. Una Rockwell 6S de 600.000 pesos puede parecer muy cara, pero está muy bien construida, está hecha de acero inoxidable 316L de alta calidad, es ajustable, proporciona una gran experiencia de afeitado, se siente muy bien en la mano, y es más barata que la mayoría de las máquinas de calidad comparable. Tiene una garantía de por vida, y es probable que se la dejes a tu nieto cuando mueras. Entonces, ¿es costosa? Creo que tiene una excelente relación calidad-precio, aunque no se ajusta al presupuesto de todo el mundo.

Pero incluso nuestra máquina menos cara, la Baili 179, tiene una excelente relación calidad-precio. Es una copia de un respetado diseño de Gillette de los años 50. El control de calidad, la consistencia entre muestras y la calidad de la capa de cromo son impecables. No es una Rockwell, pero después de vender cientos de ellas, nunca hemos tenido una unidad defectuosa ni una queja de los clientes. Le proporcionará años de buen afeitado a un precio muy razonable. Nuestras máquinas de afeitar Parker ofrecen los mismos diseños de cabezal, construcción y mejores acabados que marcas europeas de renombre como Edwin Jagger, Muhle y Merkur a la mitad de precio.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.